Experimentando y probando en la repostería, que se ha convertido en una verdadera pasión para mí, he ido descubriendo nuevos sabores y aromas. Y uno de los que me has sorprendido gratamente es el CARDAMOMO.

Es una especia del sur de India, pero también crece en Guatemala, Nepal y Vietnam. Su uso no es tan común, y puede ser debido a que su producción no es sencilla y por la tanto su costo es muy elevado, como el del azafrán y la vainilla. Es una especia de sabor muy aromático, podríamos compararlo con el de la menta, y se puede utilizar tanto en platillos como en repostería.

Pero además de todos los beneficios aromáticos que puede aportar en la cocina, posee también muchas propiedades, entre las que destaca su acción reguladora de los niveles d azúcar en sangre, y otras como:

  • Poder antioxidante y anticancerígeno
  • Contiene un sustancia llamada CINEOL, que ayuda a desintoxicar el hígado y a controlar las secreciones hepáticas
  • Tiene propiedades antinflamatorias
  • Es un expectorante natural, ayuda a combatir la tos, la bronquitis y el asma, todo gracias a sus propiedades antinflamatorias y antisépticas.
  • Incrementa el apetito ya que contiene una sustancia llamada orexígeno,
  • Es un estimulante del sistema nervioso, y se recomienda su uso en casos de depresión y fatiga
  • Ayuda a disminuir el mal aliento

En la cocina, podemos utilizarlo en sopas o guisados en los que se utiliza el romero o el tomillo. Y en la repostería y panadería, se utiliza molido. Para aprovecha al máximo su sabor y aroma, es necesario romper las vainas y utilizar los granos del interior, y la vaina se puede colocar en la azucarera y dará un toque maravillosos al azúcar.

Y como ya saben que mi especialidad es la repostería y panadería. Les comparto la siguiente receta

Biscottis de café y cardamomo

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de almendra
  • 1/4 taza de monk fruit (para diabéticos ó dieta cetogénica) ó azúcar mascabado
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita de café concentrado
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 250°C/350°F
  • Mezclar en un bol la harina de almendra, el polvo para hornear, el cardamomo y el azúcar
  • En un tazón, batir con un tenedor los huevos y el café, y agregar la mezcla a los ingredientes secos y mezclar.
  • En una charola con papel para hornear, formar un rectángulo de 2 cm de alto, 10 cm de ancho por 19 cm de largo.
  • Hornear por 30 minutos hasta que esté dorado, sacar del horno y dejar enfriar por 60 minutos, Cortar con un cuchillo filoso, de forma que no se rompa la masa, alrededor de 12 piezas rectangulares y colocar nuevamente en la charola.
  • Hornear nuevamente a 150°C/300°F, 15 minutos de cada lado. Una vez completado el horneado por ambos lados, apagar el horno y dejar enfriar en el interior con la puerta del horno semiabierta.
  • Si desean, pueden poner chocolate amargo en uno de los lados de los biscottis.
Panier - Shopping Cart - Carrito
There are no products in the cart!
Subtotal
$0.00
Total
$0.00
Continue Shopping
0