Quién no ha probado una deliciosa galleta de muñeco de jengibre con una espumosa taza de chocolate caliente??,  y apuesto a que no puedes comer solo una, verdad? Su característico sabor picante y su fuerte aroma de madera dulce lo hacen no solo una especia cualquiera, y muy probablemente después de leer este post lo incluirás cada vez más en tu dieta.

El Jengibre en una planta usada en China como una raíz medicinal, y puede ser usado fresco, en polvo, seco o en jugo. Su aceite natural Gingerol es el principal compuesto bioactivo con potente poder anti-inflamatorio y antioxidante. Ha mostrado ser útil para molestias estomacales como náusea, síndrome de cólon irritable, indigestión, cólicos menstruales y náusea matutina durante el embarazo 👈 !! Cómo es que no supe ésto antes??!!

Debido a sus propiedades anti-inflamatorias, ha demostrado disminuir el dolor y la rigidez en personas con osteoartritis. Y estudios más recientes muestran que el Jengibre puede reducir los niveles de azúcar en sangre, triglicéridos, colesterol y presión sanguínea alta. Además de todo esto, ayuda a reducir el riesgo de cáncer debido a sus propiedades anti-inflamatorias.

El jengibre contiene Vitamina C, Niacina, Riboflavina, Tiamina, Hierro, Fósforo, calcio, proteínas, carbohidratos, fibra y compuestos fenólicos, (gingeroles y shogaoles), estos dos últimos, responsables de sus propiedades antioxidantes y su fuerte aroma. Los antioxidantes fenolénicos pueden detener en forma efectiva a los radicales libres, absorben la luz ultravioleta y quelata metales (esto quiere decir que ayuda a eliminar algunos metales).

Hay muchas formas de introducir esta maravillosa especia en tu rutina diaria de forma suave. Puede ser desde un té, hasta en smoothie, galletas, pan, pasteles, platillos y helados, si!! de hecho en un viaje a NY comí el helado de jengibre más delicioso que he probado en mi vida !!! (les debo la receta). Sin embargo, el té de es una forma fácil y comparto con ustedes la forma en que yo lo tomo todos los días como primer cosa en la mañana después del oil pulling.

TE DE LIMÓN Y JENGIBRE

10 cm de jengibre

4 tazas de agua filtrada

Limón

1/2 cucharada de miel de abeja natural

Pela el jengibre (si lo haces con una cuchara te será más fácil llegar a los recovecos y hendiduras de las protuberancias de la raíz) pícalo finamente. Llévalo a ebullición, tapa y reduce la lumbre al mínimo, y déjalo hervir por 5 minutos. Deja reposar a temperatura ambiente y guárdalo en el refrigerador en una jarra de vidrio. Puedes tomas un taza del té caliente temprano en la mañana o antes de la comida, añade limón y miel de abeja al gusto, y disfruta! Si sientes que el sabor es muy intense puedes agregar agua hasta que el sabor lo sientas a tu gusto.

Para los síntomas premenstruales, toma 1 taza 3 veces al día antes de tu periodo hasta el ultimo día, te ayudará a reducir los malestares y el dolor causados por la inflamación.

*Consulta a tu medico en caso de que estés bajo medicamento para la diabetes, presión alta o para la coagulación de la sangre, o en caso de estar embarazada o lactando.

Panier - Shopping Cart - Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0