Soy Ana, esposa y mamá de dos adolescentes y dos perrhijos, repostera y panadera por amor. Disfruto de la naturaleza, de su belleza y su magnificencia en flores, creaturas y paisajes.

Mi interés hacia la salud, el bienestar y la comida natural comenzó desde mi juventud, sin embargo desde que nacieron mis hijos la búsqueda de alimentos menos procesados y la preocupación por su salud me llevaron a leer y adentrarme mucho más en este maravilloso mundo.

En mi adolescencia presenté cuadros de asma muy fuertes que me obligaron a utilizar inhaladores que contenían sustancias como el Salbutamol, que con el tiempo me provocó una arritmia. Con esa experiencia, cuidaba mucho el tipo de medicamento que mis hijos tomaban, me daba mucho miedo los efectos secundarios en sus cuerpos, y comprendí que la mejor forma de poder apoyar y contribuir a su salud era fortalecer su cuerpo, y cómo??… por medio de una buena alimentación y un medio ambiente adecuado.

Soy Ana

Desde ese momento nuestra alimentación se volvió más sana, con abundantes vegetales y frutas, y revisando etiquetas de muchos de los alimentos que compraba en el supermercado. Les tengo que confesar que no ha sido nada fácil, todos nuestros hijos son bombardeados diariamente por anuncios en la calle y en la televisión, con galletas, dulces, cereales, botanas, etc. llenos de azúcar e ingredientes impronunciables. Eso me hizo pensar en no decirles ”No” a mis hijos, sino ofrecerles algo dulce pero menos procesado, con ingredientes naturales y hecho en casa, así que estudié un certificado en pastelería, panadería y chocolatería y posteriormente un curso de panadería con masa madre.

Soy AnaDecidí formalizar mi preparación en torno a la salud y ahondar más sobre el bienestar en general estudiando Nutrición Holística y poder ayudar a la mayor cantidad de gente posible. He comprendido que la alimentación es una pieza tan importante en nuestra salud y bienestar, como lo son nuestros hábitos, emociones y pensamientos. Desafortunadamente el uso indiscriminado de la tecnología y el ritmo de vida tan acelerado, no nos permiten tomar las mejores decisiones desde un estado de consciencia total.

Déjame acompañarte y apoyarte en tu propio camino hacia el bienestar, creando poco a poco nuevos hábitos, estando más en contacto con tu cuerpo, sus sensaciones y sus emociones, y reaprender de la naturaleza sus procesos y sus tiempos, apagar el ruido de afuera, escuchar tu voz interna y VOLVER A SER UNO CON TU SER.

Al final somos lo que comemos, lo que hacemos, lo que sentimos y pensamos.

Panier - Shopping Cart - Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0